«Io sono la luce del mondo; chi segue me, non camminerà nelle tenebre, ma avrà la luce della vita». Gv 8,12

«Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida». Jn 8,12

Lettori fissi - Lectores fijos

L'inferno esiste- El infierno existe y es eterno

L'inferno esiste- El infierno existe y es eterno
clic sull'immagine- clic sobre la imagen

domenica 5 gennaio 2014

Epifania - Epifanía



Tu sei la nostra stella
Preghiera di Natale e dell'Avvento

Le stelle che brillano
e le forze in movimento:
tutto sparisce e perde il suo splendore
davanti allo splendore della tua luce
e alla potenza della tua grandezza.
Tu solo sei visibile, tu manifesti
l’immagine del Padre onnipotente,
e così ci fai conoscere
la grandezza del Padre e del Figlio.
Come il Padre potente, nelle sfere celesti,
così tu, suo Figlio,
sei nel nostro universo
il primo, il corifeo,
e il Signore di ogni potenza;
tu sei la seconda grandezza
che proviene da quella del Padre,
fin dalle origini,
tu sei il fondamento di tutta la terra.
Tu sei il nostro modello,
il nostro ordinatore,
tu sei la nostra strada e la porta che guida alla luce.
Tu sei l’immagine della giustizia.
Tu sei sempre la nostra stella e la nostra luce.
Ti rendiamo grazie, lodi e benedizioni.
Davanti a te pieghiamo le ginocchia con fiducia.
Ti chiediamo tutto ciò che è retto.
Concedici di essere fermamente stabili nella fede;
di avere salute del corpo per poterti lodare.
Così ti canteremo senza posa
e in ogni circostanza;
e ti loderemo
perché da ogni parte tu sei celebrato,
tu l’immortale, l’instancabile, l’eterno.


(Preghiera a Cristo primogenito, in A. Hamman, Preghiere dei primi cristiani, Vita e Pensiero, Milano 1954, 103)


ORACIÓN EN LA FIESTA DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR

Señor mío y Dios mío,
Yo también deseo acercarme a tu presencia,
Como los humildes pastores de Belén,
Como los Magos que llegaron desde Oriente,
Como el incontable número de personas
Que a lo largo de estos dos mil años
Han acudido presurosos a postrase ente Ti.
Me atrae como un imán tu humanidad santísima
Que esconde tu divinidad.
El verte nacido niño, pobre y humilde por mi amor,
Por amor a todos los hombres,
Sin que ninguno sea excluido de tu infinita misericordia.
Permíteme, mi Hermano y mi Dios,
Gozar de la dulzura, del descanso,
Y de la contemplación de tu Epifanía.
Vuelo con mi alma hasta Belén.
Belén, Epifanía del Verbo hecho carne,
Revestido de nuestra pobre humanidad.
Belén, Epifanía de Dios hecho Niño,
Que viene a compartir dolores y sufrimientos,

Rechazos y persecuciones,
Malquerencias y tribulaciones.
Belén, Epifanía del Niño Dios y Hombre,
Que llora por el hambre y siente el frío,
Que comparte el dolor de la humanidad sufriente,
Que ofrece su carne y alma
Para compartir el flagelo del escarnio, de la injusticia,
De la violencia, de la traición y del abandono.
Belén, Epifanía del Amor divino,
Ofrecido y manifestado en la pobreza y la limitación de la carne.
Hasta Belén, hasta Ti, quiero acercarme yo,
Mi Dios y Hombre,
Para gozar un instante de la claridad de tu luz,
Para disfrutar del calor de tu amor que  necesita mi pobre corazón.
Para engolfarme en tu ternura
Y sentirme acogido entre tus pequeños brazos de hombre,
Mirado por tus ojos humanos,
Que son ventanales del océano infinito de la misericordia divina.
Y sentir el latido de un corazón que late enamorado por la humanidad en la fría noche.
Percibir en tu balbuceo de pequeño, la más bella poesía de amor, jamás recitada.
¡Feliz y dichoso día de Epifanía!
¡Feliz manifestación y proclama de cuanto la humanidad ansía y espera!
¡Feliz diálogo que el Verbo entabla con cada hombre y con cada mujer de este mundo!
¡Tú manifiestas la infinitud de tu amor!
¡Nosotros te manifestamos nuestra radical pobreza y esperanza en Ti!
¡Tú nos acercas el Todo!
¡Nosotros te presentamos y ofrecemos nuestra nada!
En las manos de María y de José,
Ponemos todo el oro de cuanto hemos recibido de Ti
En los día de nuestra vida.
Depositamos el incienso de la gratuidad de tu amor por nosotros.
Y también la mirra de nuestro penar,
La mirra de nuestras enfermedades y desilusiones,
De nuestros fracasos y decepciones.
La mirra de nuestros trabajos e ilusiones,
De nuestros sudores y de nuestras lágrimas.
La mirra recogida en cada corazón de cada ser humano,
En cada continente, nación, ciudad y pueblo.
La mirra de todos los hogares,
Y de los hombres y mujeres de todos los tiempos.
Tú lo acogerás todo.
Tú lo transformarás todo.
Tú lo transfigurarás todo.
¡Oh, Emmanuel! ¡Dios con nosotros!
¡Dios con todos los hombres y mujeres!
¡Dios humano, semejante en todo a nosotros!
¡Dios sin pecado, todo Amor, todo Bondad, todo Misericordia!
Pues ya que vienes, Señor,  a enriquecernos,
Concédenos ser en medio del mundo, y para todos,
Epifanía de tu amor,
Epifanía de tu acogida sin reparos,
Epifanía de tu solidaridad y comprensión,
Epifanía de tu justicia y bondad,
Epifanía de tu paz y de tu verdad,
Epifanía de tu perdón y de tu compasión.
Epifanía de tu divinidad y de tu verdadera humanidad.
P. Manuel María de Jesús

Publicado por Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina


5 commenti:

  1. Ciao Mirta, buona Epifania!!
    Carmen

    RispondiElimina
  2. Cara Mirta, tu auguro una buona Epifania, con un abbaccio.
    Tomaso

    RispondiElimina
  3. Me uno con devoción a esta magnífica oración . Besicos

    RispondiElimina
  4. Grazie carissimi amici per la visita!!

    Gracias queridos amigos por la visita!

    RispondiElimina


Grazie per la visita.
Gracias por la visita.

Coroncina alla Divina Misericordia

Coroncina della Divina Misericordia
(Dice Gesù a Santa Faustina Kowalska): “Oh! che grandi grazie concederò alle anime che reciteranno questa coroncina” (Diario, 848). “Con essa otterrai tutto, se quello che chiedi è conforme alla mia volontà”. (Diario, 1731). “Recita continuamente la coroncina che ti ho insegnato. Chiunque la reciterà, otterrà tanta Misericordia nell’ora della morte. ” Gesù ha raccomandato di recitare la coroncina a qualsiasi ora ma in particolare nell'ora della propria morte, ossia le 3 del pomeriggio, che Lui stesso ha chiamato un'ora di grande misericordia per il mondo intero. "In quell'ora dice Gesù non rifiuterò nulla all'anima che Mi prega per la Mia Passione" (Diario, 687)..

Coronilla de la Divina Misericordia

Colegio NSG | Coronilla a la Divina Misericordia from Colegio NSG on Vimeo.

Coronilla de la Divina Misericordia
(Dice Gesù a Santa Faustina Kowalska)“Por el rezo de este Rosario, me complace dar todo lo que me pidan. Quien lo rece, alcanzará gran Misericordia en la hora de su muerte. Aunque sea un pecador empedernido, si reza este Rosario, aunque sea una sola vez, logrará la gracia de mi infinita Misericordia”.“Si se reza este Rosario delante de los moribundos, se calma la ira de Dios, y su insondable Misericordia se apodera de su alma. Cuando recen este Rosario al lado del moribundo, me pondré entre el Padre y el alma moribunda, no como justo Juez, sino como Redentor Misericordioso”.

"Se stai cercando Dio e non sai da che parte cominciare, impara a pregare e assumiti l'impegno di farlo ogni giorno..."(Teresa di Calcutta)

Si estás buscando a Dios y no sabes como empezar, aprende a rezar, asume el compromiso de hacerlo cada día...(Teresa de Calcuta)

Apparizioni di Garabandal: Un avviso, un miracolo, un castigo (clic sull'immagine)

Apariciones de Garabandal: Un Aviso, un Milagro, un Castigo (Clic sobre la imagen)